S2 María Flórez.

Segunda sesión realizada.

Esta vez ya con un poco de experiencia y certeza de como quería que quedara la iluminación.

Otra vez una cámara prestada (canon t2i) y la misma luz de jardín, una amiga sin experiencia como modelo pero con buenas ideas y mucha disposición, una habitación pequeña y un momento demasiado agradable, en el que escuchamos música, reímos y luego tomamos cervecita para celebrar el fin de la sesión.

Opinión de la modelo:

Para mí, estar desnuda frente a un fotógrafo encerró una dualidad excesivamente difícil de manejar, por decir lo menos; por un lado, la ausencia de ropa me hacía sentir completamente honesta; pero, por otro, la necesidad de encontrar distintos ángulos y expresiones me exigía poner en escena el Yo artificioso propio del modelaje, que no puede estar más distante de mi profesión. Aun así, fue interesante explorar otras posibilidades y usos del cuerpo. El fotógrafo fue muy profesional y pudo superar los obstáculos que se presentaron durante la sesión.
Creo que la luz en esas fotos es muy bella.
Anuncios