S3 Camila Botero.

Tercera sesión.

Un coliseo en construcción de la UdeA en el que nos infiltramos a eso de las 8 de la noche, una amiga muy querida y cercana, sin experiencia como modelo pero muy animada de ser parte de mi proyecto fotográfico, ya con cámara propia y un pequeño flash análogo nos dispusimos a realizar las fotos.

Fue una sesión en un lugar sucio y polvoriento, duró poco tiempo pero como siempre, fue un rato agradable de conversación y de reír juntos, después a salir sin que los vigilantes se dieran cuenta. Toda una aventura.

Opinión de la modelo:

La primera vez que uno realiza este tipo de actividades se siente nervioso, expectante. La idea de modelar, y más modelar completamente desnuda siempre causa algún escozor dentro de uno. Sin embargo, todo fue fluyendo con toda la naturalidad. Igual, lo habíamos planeado hace mucho tiempo y yo llegué a pensar que esa vez tampoco daría resultado, el tiempo era muy corto y el susto era mucho. A pesar de todo eso,  entre charlas, risas, confidencialidad y confianza la sesión fue todo un éxito, totalmente digno de repetir. Estoy esperando que se pueda.

 

 

 

Anuncios