S8 Giselle Maussa.

Octava sesión.

Tras un pequeño inconveniente nos encontramos a las 10 de la mañana cerca a la estación del metro.

Caminando tomamos rumbo hacia la locación que estaba a unos 50 minutos en teoría; Creo que nos tardamos al rededor de 1 hora y 20 minutos. El camino fue difícil ya debíamos saltar de roca en roca río arriba y escalar por una de las paredes para poder acceder a la magnifica y retadora locación.

Al llegar nos tomamos un merecido descanso y empezamos a preparar el equipo (Esta vez conté con la ayuda de mi amigo Johan alias Travis).

La situación era compleja, habían 2 espacios circulares para trabajar, semejante en forma, al numero “8”. El primer espacio empezaba con agua poco profunda y cerca a la entrada para el segundo el agua llegaba hasta el ombligo, pero no era muy llamativo, mientras que en el segundo la cascada hacia su descenso y las paredes de roca tomaban una forma de semi-cueva espectacular. La decisión fue usar la unión de los 2 espacios y el de la cascada.

Con los trípodes en medio del agua, el frío del lugar y el desplazarse con el agua hasta la cadera con cámara en mano hicieron que la sesión fluyera muy lento, pero con un escenario y modelo muy prometedores.

Después de un par de caídas de la modelo (una de ellas sosteniendo la cámara)  y de un flash que cayo desde  2 metros de altura (Que por suerte lo agarre en el aire antes de entrar al agua) realizamos unas magnificas tomas y disfrutamos de este gran reto. Un momento agradable y un equipo de trabajo que aunque pequeño bastante agradable y talentoso hace que emprender el viaje de regreso sea el “final feliz” de un gran día de trabajo.

Opinión de la modelo:

La experiencia resultó divertida.

Durante el trayecto de ida, la dificultad del camino, el sol y el calor hacían que la idea de sumergirme en el agua helada resultara encantadora; cambie de opinión luego de la primera caída. Pasé la mitad de la sesión buscando el sol y rogando porque se secara mi ropa mojada, resbalé un par de veces –una de ellas con la cámara en la mano- y desperté a la mañana siguientes con algunos pequeños moretones, pero independiente de ello pasé un rato bastante agradable y el resultado me dejó satisfecha, sin negar que algunas fotos me gustaron más que otras.

Sin duda, volvería a hacerlo un futuro.

 

 

 

Anuncios