S9 Juanita Hincpié.

Novena sesión.

A medio día nos encontramos la modelo, su prima y yo, nos dirigimos hasta la locación  (En este caso una habitación vacía hizo las veces de estudio). Fue un día bastante caluroso y empezamos observando unas imágenes de muestra y de inspiración acerca del estilo de las fotografías que queríamos lograr. La  sesión empezó lentamente, con música y probando varias configuración de iluminación y poses.

Avanzando en la sesión el calor hizo que fuera un poco mas difícil lograr texturas marcadas en la piel. Al final todo transcurrió tranquilo y con un ambiente muy agradable, como en sesiones pasadas la pena del inicio (que no fue mucha) se convirtió en risas e historias compartidas. Luego de la sesión nos fuimos por una cerveza y a conversar acerca de la experiencia y demás temas de la vida. Un final merecido y refrescante para una sesión bien productiva.

Opinión de la modelo:

La experiencia resultó más interesante y divertida de lo que esperaba… pensaba que podría ser un ambiente muy formal e incómodo, pero el set se prestó para risas e improvisación, cosa que disfruté bastante y que me ayudó a sentirme relajada durante toda la sesión. Siempre he admirado la figura humana, su complejidad y su armonía, así que cuando se presentó esta oportunidad no lo pensé dos veces. Esto fue un punto a favor al momento de comenzar la sesión, dado que estaba muy decidida a participar y cooperar, sumado a la actitud tranquila y profesional del fotógrafo, quien desde el primer encuentro me hizo sentir cómoda. Los resultados llenaron mis expectativas, me gustó mucho todo el trabajo y tranquilamente repetiría la experiencia.

 

 

Anuncios