S10 Joanne

Décima sesión.

Un día agradable, sin mucho sol aunque si con una caminata algo difícil. Atravesamos el río entre las enormes piedras y decidimos tomar un sendero para buscar subir hasta la cascada. Efectivamente subimos a la cascada pero no fue fácil. El agua estuvo helada y el fondo supremamente resbaloso, por lo que fue engorroso movernos tranquilos y realizar el trabajo con fluidez, para rematar esta vez sin asistentes de iluminación. De nuevo un trabajo donde el agua me llegaba mas arriba de la cintura (empiezo a cogerle cierto gusto atrabajar en el agua).

Entrando en la parte fotográfica: La cascada es hermosa pero ya esta algo usada para fotografías, la parte de arriba nos sentó mucho mejor y las piedras enormes que están a lo largo del río formaron un fondo perfecto para hacer bodyscapes. La elasticidad de la modelo, el blanco y negro, un día con poco sol. la belleza del agua y la naturaleza, se combinaron para dar un resultado que me dejo mas que satisfecho.

El tiempo de trabajo se duplico, a pesar de esto y de la caída de 3 metros por la que me fui resbalado, al volver a bajar el sendero (en la que ninguno de mis equipos se daño y yo… no mucho) o la caída de la modelo al agua (ya con ropa y con uno de mis pies). La Sesión valió la pena totalmente, cada gota de agua, sudor y sangre.

Opinión de la modelo:

En un comienzo pensé que iba a ser muy incomodo desnudarme frente al lente pero la verdad es que sentí una buena porción de libertad, disfrute cada uno de los minutos en los que mi cuerpo tubo contacto con la naturaleza, esta es una experiencia de las que volvería a repetir, Hardly Anyone gracias por darme a probar un poco de esa libertad que estaba buscando y sobre todo que necesitaba. 

Aprender a conocer mi cuerpo, de valorar lo que soy, que cada parte de mi es importante, mirar mi cuerpo con mis ojos no con los ojos del otro, esto es solo una pequeña parte que me deja esta experiencia.

 

 

 

 

Anuncios